La movilidad eléctrica se prepara para un año crucial

Casi el 9% de los vehículos nuevos que se compraron en 2022 fueron eléctricos.

Las ventas de vehículos eléctricos en Estados Unidos, Europa y China están en auge. Y es que, el año pasado fue un buen periodo para el sector. En España, a pesar de no alcanzar la media Europea, los resultados del ejercicio también han sido optimistas y auguran un gran crecimiento para el sector.  Este tipo de vehículos sigue representando una porción muy pequeña del mercado, sin embargo, casi el 9% de los vehículos nuevos que se compraron en 2022 fueron eléctricos.

Esto supone un gran incremento respecto a 2019, cuando el porcentaje era apenas de un 2,5%, según la Agencia Internacional de la Energía. Esto demuestra que el crecimiento del sector de los automóviles puede ser imparable, lo que, consecuentemente, significa que los coches de combustión interna están camino de quedar obsoletos.

Movilidad eléctrica de cara a 2023

Las previsiones para 2023, según especialistas e inversores de capital de riesgo, son buenas, se espera una gran expansión y crecimiento de las baterías eléctricas. 

Actualmente, las empresas automovilísticas invierten casi 484.000 millones de euros en la transición hacia los motores eléctricos. Esta cifra se incrementará exponencialmente en los próximos años.  Además, también habrá cambios en los tipos de baterías, ya que las empresas de automóviles están estudiando distintos tipos de  las mismas para aventajar a la competencia.

En conclusión, el sector de los automóviles de bajas y cero emisiones (que incluyen además de los eléctricos y los híbridos enchufables, los híbridos no enchufables y los propulsados por energías alternativas) ha crecido con respecto al año anterior. En total ha representado el 36,7% del total de las ventas, respecto al 33,7% de los vehículos de y el 29,5% de los vehículos diésel. 

Así, según la Asociación Empresarial para el Desarrollo de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE. , “en España tenemos un enorme potencial en el desarrollo de las energías renovables. Por lo tanto, el vehículo eléctrico es un eje para el impulso de las energías renovables, la generación distribuida y el almacenamiento energético y por ello, será clave para reforzar las capacidades energéticas del país”.

La movilidad eléctrica se prepara para un año crucial

Compartir :